¿Qué es Residuo 0?

Residuo 0


¿Qué es Residuo 0?

La agricultura Residuo 0 es un sistema de producción intermedio entre la agricultura ecológica (u orgánica) y la agricultura convencional. Este sistema de producción proporciona al agricultor más herramientas para combatir enfermedades, plagas de una manera rentable, controlando al máximo los posibles residuos agroquímicos derivado del manejo agrícola.

Con el fin de asegurar que la utilización de las sustancias activas contenidas en los productos fitosanitarios es segura para los consumidores se establecen los Límites Máximos de Residuos (LMR), término que se define como el límite legal superior de concentración de un residuo de plaguicida en alimentos o piensos establecido de conformidad con el Reglamento (UE) Nº 396/2005, basado en las buenas prácticas agrícolas y la menor exposición del consumidor necesaria para proteger a todos los consumidores, incluidos aquellos más vulnerables (niños, vegetarianos, embarazadas…). Evidentemente cualquier LMR no es un límite toxicológico, sino que son límites aceptados, basados en una buena práctica agrícola que representa la cantidad máxima de un residuo que es posible encontrar en un producto alimentarios de origen vegetal como consecuencia del uso legal y racional de un producto agroquímico (AECOSAN).

Los consumidores son cada día más reacios a consumir productos que estén relacionados con agroquímicos, y en consecuencia los grandes distribuidores requieren a sus proveedores de frutas o verduras, residuos fitosanitarios cada día más bajos, incluso llegando a exigirlos por debajo de la propia ley europea que determina el límite máximo de residuo por cultivo.

Por regla general no se conoce este sistema de producción, a pesar de que las producciones están sometidas a fuertes niveles de control y exigencia y el cliente final incluye este sistema dentro del modelo convencional tradicional.

Además, los insumos agrícolas como fertilizantes, bioestimulantes y fitosanitarios que se utilizan para prevenir, controlar o remediar plagas y enfermedades toman un papel muy relevante en el manejo del residuo 0, ya que por regla general no tienen plazos de espera entre aplicación del producto y el consumo del alimento, o en su defecto esos plazos son muy cortos.

En el ámbito ganadero ocurre lo mismo, los gigantes de la industria alimenticia y cadenas de restaurante del mundo restringen y limitan (casi a cero) los antibióticos criados para consumo humano.

La tendencia refleja la creciente demanda de alimentos más saludables a precios relativamente sostenibles, es por tanto este sistema de producción un aliado importantísimo para todos los productores y cadenas alimentarias de distribución que cuidan a sus usuarios con controles estrictos en materia fitosanitaria.